Mi querida Anna

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Clip Mi querida Anna

Mensaje por Mr. Relleno el 2016-01-06, 11:27

Mi querida Ana, mi hija. Han pasado meses desde que te vi por última vez en aquella enorme bandeja. He pasado por terrores inimaginables y he causado la separación de tu madre. Pero no te preocupes, papá tiene la solución.

Debo acumular las piezas para reconstruirte y luego unir tu preciada mente en tu nuevo cuerpo.

Paso el día yendo a parques y escuelas, llevándome niños a los que no conozco de nada. Pero muchos tienen medidas incorrectas o son demasiado gordos y los tengo que descartar rápidamente. A veces me frustro de lo aleatorio que es ésta misión. Pero por ti, Ana, estoy dispuesto a recorrer el mundo entero sólo para verte sonreír de nuevo.

Llevo la mitad del cuerpo creado, falta crear un rostro, uno a tu medida tal y como lo recuerdo. Es un trabajo muy duro, nadie consigue parecerse a ti, aun así tengo esperanzas.

La gente empieza a buscar a un secuestrador. Me cuesta cada vez más conseguir más partes. No lo entiendo, yo devuelvo los niños a los que descarto, ¿por qué hay que buscarme? Quiero a mi hija, no comprendo por qué quieren arrebatármela.

No consigo que el rostro sea idéntico al tuyo. He probado de mil formas y hasta he tenido que cortar partes mucho más pequeñas para que al menos se acercara a lo que fuiste en tiempos mejores, en vano. Cada vez que la miro me siento asqueado, ese rostro no es el de mi hija. No es más que una horrenda criatura que no merece la existencia. Sin embargo, no pierdo la fe, al igual que no la perdías conmigo.

La puerta se viene abajo. Un hombre entra corriendo a mi habitación. Es un policía. Mi corazón se detiene de la sorpresa y me lo quedo mirando. El individuo no dice nada, se queda mirando la habitación y a mi hija, aborrecido, y luego a mí. Con un evidente desprecio me apunta con una pistola. Me dispara y me da en el hombro. Siento dolor, cojo un bisturí y se lo clavo rápidamente en la frente. El policía cae de rodillas.

Un segundo hombre, su compañero, se adentra en la habitación y observa a su amigo tirado en el suelo. Sus ojos arden de un odio puro y me dispara seis veces en el corazón. Mi cuerpo deja de responder y cae desplomado al suelo.

Mi mirada observa a mi hija, todavía incompleta, demostrando mi fracaso en mi misión por devolverla a la vida. No puedo evitar soltar una lágrima de tristeza.

Lo siento Ana, te he fallado.
avatar
Mr. Relleno



Mensajes : 1388
Puntos : 3973
Edad : 16

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.